MIES siempre miró al Sur, pero hasta ahora no estaba en el Sur. Hasta hoy, que todo cambió...