ANMAT es la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, una entidad oficial que depende del Ministerio de Salud, que protege a la población garantizando que los productos para la salud sean eficaces, seguros y de calidad. Se rige por leyes nacionales.

ANMAT controla que los laboratorios elaboradores cumplan con las BPF, Buenas Prácticas de Fabricación (o GMP siglas conocidas en inglés), que van desde el control del ingreso de las materias primas utilizadas hasta el control del producto terminado y también de los desechos, efluentes o impacto ambiental que producen las fábricas.

Cada establecimiento elaborador, debe contar con un Director Técnico, es un  profesional matriculado, responsable ante el Ministerio de Salud y asegura que se cumplan los estrictos requisitos que exige ANMAT, por ejemplo, procedimientos de control de insumos, de producción, procedimientos de productos intermedios y del producto terminado, control de estabilidad en el tiempo de validación, controles microbiológicos. Se debe llevar registros de todos los pasos, con toma de muestras y archivo de las mismas. Se deben controlar las áreas de cada sector de la empresa con registros de limpieza, desinfección, temperatura y humedad, tanto como del personal como del laboratorio, con capacitaciones constantes.

En ANMAT además, se registra cada producto y se declara la etiqueta y fórmula, con datos sobre sus ingredientes, aportando información de la calidad necesaria para su utilización, de esta manera, ANMAT, evalúa su estabilidad e inocuidad para su uso.

Cumplimentar todos estos requisitos es imprescindible cuando pensamos que los productos son utilizados en nuestro cuerpo.

El usar productos no elaborados por laboratorios debidatemente habilitados, quiere decir además, que no son auditados por la municipalidad en cuento el impacto ambiental, por ejemplo, en el control de los desechos, residuos y tratamiento de afluentes. Esto puede generar un gran prejuicio al medio ambiente.

Como todos sabemos “hecha la ley, hecha la trampa”, muchos productos a la venta, están fuera de esta ley, no se fabrican en laboratorios habilitados por ANMAT.   ¿Cómo saberlo? Simple, en la etiqueta debe figurar la leyenda: ELAB N.º……. M.S. y A.S. RESOL 155/98, también deben estar los ingredientes  y la dirección del laboratorio elaborador.  Entre otros requisitos como por ejemplo: peso neto y fecha de vencimiento.  

Si cuidás tu salud y la de tus seres queridos es muy importante utilizar productos que están elaborados con los cuidados que regula ANMAT.

Ahora, más que nunca necesitamos cuidarnos, tanto a nosotros como a nuestros seres queridos y al planeta. Una conciencia colectiva hará un mundo mejor.

Si encontrás un producto cosmético fuera de la ley (ya sea que vende en un local o por internet), o sospechás de su legitimidad, hay un departamento de Cosmeto vigilancia de ANMAT, donde podés denunciar, muy fácilmente. En la web: argentina.gob.ar/anmat, podrás encontrar dos apartados “ANMAT Responde”, donde podés consultar tus dudas y otro, llamado “Información para la comunidad” donde podes notificar si tuviste algún problema con productos. También puedes comunicarte al teléfono 0800-333-1234 o  cosmetovigilancia@anmat.gov.arresponde@anmat.gob.ar y de lunes a viernes de 9 a 13 y de 14 a 16 horas al teléfono: (11) 4340-0800, interno 5115.

Espero que esta información te haya sido de utilidad y si es así, compartas para que más personas estén informadas, así ayudamos al consumo responsable y consciente.

Lic. Silvia Sobrado

Directora Técnica de

MIES Cosméticos Gourmet