El Día de la Tierra se celebra con el objetivo de concientizar sobre los problemas generados por la superpoblación, la contaminación, para la conservación de la naturaleza, de la biodiversidad y otros problemas ambientales que tanto preocupan.

Durante el 2020, tuvimos un llamado de atención sin precedentes, la naturaleza nos pide a gritos un cambio.

Es importante que comencemos con la responsabilidad colectiva de fomentar la armonía con la naturaleza y la Madre Tierra, para alcanzar el equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales y medioambientales de las generaciones presentes y futuras.

Los pequeños y grandes compromisos ayudan a crear un modelo de vida más respetuoso con el medio ambiente.

La Tierra es nuestro hogar ¿Cómo podemos hacer para cuidarla?

Involucrate, informate con datos concretos y certeros sobre el impacto ambiental de cada uno de tus hábitos. Imposible, actuar sin conocimiento

Cambiá tus hábitos alimentarios, pasarte a una alimentación basada en vegetales, hará que te conectes con lo que comés. La industria de la carne tiene un impacto ambiental significativo, es una de las que más contamina. Ya con solo bajar su consumo contribuís positivamente con el Planeta ♥

Cambiá tus hábitos de consumo en general. Por uno más amigable con la naturaleza. Cosméticos que no testeen animales ni usen derivados animales.

Cuidá el uso del agua y energía eléctrica, cerrá la llave de agua mientras no estés usando la misma. Cambiá focos de luz por unos que brinden ahorro de energía, apaga las luces que no estén en uso, desconectá aparatos que no se utilicen y abrí lo menos posible la puerta de la heladera. Minimizá el uso de aire acondicionado y TV. 😉

Aprovechá el día, usa la luz natural para evitar el uso de las luces eléctricas.

Reducí los desperdicios, elegí productos sin envases o que no sean de aluminio o plásticos. Recordá que los plásticos tardan entre 100 y 500 años en degradarse.

Reducí, reutiliza y Reciclá, , separá tus residuos entre los que pueden reciclarse y los que no (así reciben un tratamiento adecuado), reutilizá los envases y reducí la basura que producís (evita recibir bolsa de plástico o de papel que van a parar a la basura). Lleva siempre una bolsa de tela reutilizable.

Comprá conscientemente, elegí productos elaborados localmente, de esta manera se reduce el consumo de combustibles de su transporte. Los cosméticos sólidos, al estar concentrados, ocupan menos lugar y reducen la huella de carbono.

De ser posible, comprá ropa hecha de algodón orgánico y no de materiales derivados del petróleo, que son más contaminantes.

Elegí productos elaborados por empresas que se manejen de manera ética, con materias primas naturales y sus productos son sustentables, es decir, amigables con el medio ambiente.

.Involucrá a los niños, que son el presente y la esperanza de un futuro mejor, en actividades que sean sobre reciclaje y también para que entiendan por qué es mejor reducir el consumo.

Contagiá con el ejemplo, y ayúdanos a concientizar, utilicemos nuestras redes para difundir mensajes e invitar a tus contactos a que se sumen a distintas iniciativas.

Tenemos suerte de tener la información en nuestras manos, así que, investigá la procedencia de materiales, deja de lado lo que te parezca dudoso y dale para adelante con lo que te haga sentir bien.

Es importante consumir de manera responsable, todo aquello que haya sido fabricado cerca, en condiciones justas, sin tantos químicos y que contaminan el planeta.

La mayoría de los puntos mencionados más arriba son las palancas para construir un mundo mejor.

El futuro del Planeta depende de vos.

Te mandamos un abrazo enorme, esperamos que te guste lo que compartimos, es lo que hacemos en el día a día, porque amamos a este maravilloso lugar en el que vivimos.

¿Crees que tenés hábitos sustentables en tu vida diaria? ¿Qué más recomendás o que hacés que no esté en la lista?

Por Gimena Perrotta