La barrita mágica exfolia, nutre y suaviza. La espuma se desliza por tu piel y la va dejando luminosa y suave. Además tonifica tu cuerpo en forma natural.

Paso 1 – Tomá la cookie con las manos

Paso 2  – Frotá suavamente sobre la piel húmeda (lo ideal es usarlo directamente abajo de la ducha). Regulá la intensidad para lograr una exfoliación suave, sin lastimarte. Frotá hasta notar que el producto genera espuma sobre tu piel.

Paso 3 – Mantené lejos del contacto del agua cuando no lo uses, para que dure varios baños.

 

Antes o después de usar la cookie exfoliante, te recomendamos lavar bien la piel con nuestros jabones naturales.