¿Sabías que el organismo reacciona a los estímulos que recibe la piel?

Tanto un pinchazo como una caricia, llega al Sistema Nervioso Central y genera una respuesta.

También sucede esto con el contacto del agua a diferentes temperaturas. Generando respuestas del Centro Termo-regulador ubicado en el Hipotálamo que tiene la función de controlar que la temperatura del cuerpo esté en 37 °C, si la variamos, manda instrucciones para que regrese al equilibrio, dilatando y contrayendo los vasos sanguíneos.

Si tuviste un día largo, complicado o simplemente estás cansado.

Si tienes pies fríos, cansadas las piernas.

Si tuviste un golpe.

O simplemente no podés bajar un cambio, no conciliás el sueño o estás estresado.

¡Tenemos la solución!

Tejos de Sal.jpg

Te recomendamos recurrir a la Hidroterapia, se trata de una terapia tan antigua que ya los griegos utilizaban los baños termales para sanar y la consideraban “aguas salutíferas, con las cuales se aplicaban baños para la eliminación de impurezas de orden espiritual y físico”. ¡De solo pensarlo tiene sentido!

Pasito a pasito, suave, suavecito te contamos como hacer posible este tratamiento:

Paso 1:

Prepará 2 recipientes (en los que puedas sumergir los pies y piernas hasta 4 dedos debajo la rodilla) Uno con agua caliente a 36 – 38 °C como la que usas para bañarte, y otro con agua fría a 14 °C, como sale de la canilla aproximadamente. A cada recipiente echale un Tejo de Sal, dejalo disolver (podés agilizar la disolución, desgranando con la mano)

Paso 2:

Poné las piernas en el recipiente con agua caliente durante 5 minutos.

Paso 3:

Pasa las piernas al recipiente con agua fría y dejarlas 20 segundos.

Volvé a repetir dos veces el paso 2 y 3, siempre en ese orden. Y terminá con agua fría.

Funciona mejor, haciéndolo antes de ir a dormir.

En el caso de tener problemas como las manos frías o muy calurosas, secas y deshidratadas, te damos otro tip para equilibrar la temperatura mediante la circulación. Puedes repetir estos mismos pasos sumergiendo los brazos hasta los codos.

Por último, también puedes usar uno o varias pastillas de tejo en un baño de inmersión.

Resultado:  Estos procesos de Hidroterapia te ayudarán a mejorar la circulación de tus manos y de tus pies, te sentirás mejor, para poder dormir relajado, descontracturado y te ayudará al proceso des-inflamatorio en el caso de haber tenido un golpe fuerte en tu cuerpo.

Probá nuestros tejos de sal, vienen en distintas variedades, tamaños y aromas.   Te recomendamos combinarlos con otros productos artesanales y naturales MIES con Árnica: bomba Argenta, la crema Pare de Sufrir y nuestras barras de masajes.

Silvia Sobrado
Directora Técnica
MIES Cosméticos Gourmet